El concepto de "calidad" ha evolucionado con el tiempo y, aún hoy, existen diversas acepciones y definiciones, muchas de ellas centradas en el proceso de elaboración de un producto o servicio y en el cumplimiento de especificaciones. Pero el concepto de calidad es multidimensional, en el sentido de que las necesidades de los consumidores son múltiples y diversas, pues incluyen aspectos como la aptitud para el uso, el diseño, la seguridad, la fiabilidad, y el respeto al medio ambiente.

El objetivo fundamental de la calidad se encuentra en la satisfacción del cliente. Este enfoque es el más adecuado para abordar el concepto de calidad en turismo  y ese es el camino que seguirá la materia para descubrir cómo aplicamos la calidad, qué podemos aconsejar a una organización para mejorar? cómo se puede lograr que un destino reciba turistas más felices? 

Y especialmente, probar  cómo nos sentimos al jugar y sentirnos  "asesores" o  "auditores" de gestión de calidad. Que rol te gustará más?

Descubrilo leyendo en la biblioteca y jugando con las actividades propuestas.

Y recuerden...

 “Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia 

no es un acto sino un hábito”. Aristóteles